El Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) ha comenzado la fabricación los primeros tiradores para puertas especiales que permitirán que éstas se abran con el codo y no con la mano.

Los primeros tiradores se destinarán al Hospital Universitario de Burgos (HUBU) en un intento de poner a disposición de todo el personal sanitario del complejo asistencial medidas de protección frente a la pandemia del coronavirus.

El centro trabaja ya a pleno rendimiento con una treintena de impresoras 3D en la fabricación de material de protección y sanitario con el ánimo de ayudar a frenar la curva de la pandemia.

Los tiradores de codo que fabrica el ITCL pueden extenderse a otros complejos asistenciales que lo demanden en España o fuera del país.

El centro tecnológico, ubicado en el polígono de Villalonquéjar de Burgos, forma parte del movimiento Coronavirus Makers creado a nivel nacional y que ya ha comenzado a crear e imprimir en 3D material sanitario.

Leer Noticia completa