El centro tecnológico Cartif y las empresas Cotesa, Idecal y Leasba participan en un proyecto de desarrollo experimental, que combina conocimientos y técnicas de índoles científica y empresarial para el desarrollo de un «innovador» sistema de gestión integral de un bloque quirúrgico, con la meta de conseguir su optimización y correcta monitorización. El primer demostrador será en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

SIBLOQ «fortalece» el sistema de I+D+i de Castilla y León a través de «la mejora de la atención» que reciben los usuarios de la sanidad pública. Y lo hace posible con tecnología. En concreto, Pablo F. Viñas, director del área de Salud y Bienestar de Cartif, indica que cuenta con tres módulos. Uno de ellos está destinado a los datos clínicos, donde se integra la información que se genera desde los sistemas de recogida de datos y desde los dispositivos médicos. «La innovación está en la interoperabilidad avanzada en estándares que combinan técnicas de big data e inteligencia artificial».

Leer Noticia completa