«Sin duda el conocimiento y la innovación serán las mejores armas frente a futuros shocks globales» como el generado por la covid-19, y Castilla y León parte de una mejor situación que la media en su esfuerzo en investigación. El informe Cotec 2020 revela que Castilla y León se encuentra entre las cinco comunidades autónomas que superan la media nacional de inversión en I+D respecto a su Producto Interior Bruto (PIB) y es una de las nueve que ya ha logrado superar los niveles de gasto en I+D previos a la pasada crisis.

El informe pone de relieve no obstante, que en el lado negativo, Castilla y León, presenta un menor porcentaje de personal dedicado a I+D en relación al total de ocupados, y aún no ha recuperado todos los empleos de innovación que había en 2009, cuando estalló la recesión financiera y del ladrillo.

Las cifras

Los datos concretos que aporta el documento, recogidos por Ical, precisan que, en el año 2018, la inversión en I+D respecto al PIB de Castilla y León, alcanzó el 1,3 por ciento, por encima de la media nacional del 1,24 por ciento. Castilla y León solo se vio superada en este indicador por País Vasco (1,96 por ciento); Madrid (1,71 por ciento); Navarra (1,68 por ciento); y Cataluña (1,52 por ciento). En el extremo opuesto, como farolillo rojo, se situó Baleares (0,41 por ciento), acompañada en la parte baja del ranking por Canarias (0,47 por ciento); Castilla-La Mancha (0,52 por ciento) y Extremadura (0,63 por ciento).

Con todo, el informe lamenta que España aún no ha alcanzado el 1,4 por ciento de inversión del PIB en investigación que logró en 2010, «el máximo en lo que va de siglo; y está muy alejada, como todas las autonomías de la media de gasto de la UE, que alcanza el 2,11 por ciento. «Aunque la tendencia es positiva, los niveles de inversión de I+D están muy alejados de lo que nos correspondería por nuestro potencial económico y que nos sitúan lejos de la media europea», lamentan los autores.

El estudio revela que Castilla y León junto a Murcia, Baleares, País Vasco, Cataluña, Valencia y Galicia ya había superado en el año de estudio, los niveles de inversión previos a la crisis, en el entorno de los tres puntos. En este aspecto, destacó la autonomía murciana, que aportaba a investigación casi 20 puntos más. En el extremo opuesto, Cantabria, que estaba a 25 puntos de su mayor esfuerzo inversor en investigación y desarrollo, y Extremadura, a más de 20.

Personal

Por lo que respecta al personal investigador, el documento recogido por Ical, pone de manifiesto que el porcentaje de estos trabajadores sobre el total de ocupados, se situó en el año de base, en el 1,01 por ciento, lo que supone un porcentaje ligeramente inferior a la media para el conjunto de las autonomías, que se situó en el 1,15 por ciento.

Las comunidades con más peso de investigadores sobre el total de ocupados fueron País Vasco, con el 2,1 por ciento; Madrid, con el 1,79, Navarra. 1,74 por ciento; y Cataluña, 1,53 por ciento, las únicas que superaron la media. En la parte baja de la tabla elaborada por COTEC se situaron Castilla-La Mancha, con el 0,38 por ciento; Canarias, 0,39 por ciento; y Baleares, 0,48 por ciento.

El análisis incide en que Castilla y León no había recuperado por poco, unos dos puntos porcentuales, los niveles de empleo de antes de la crisis, aunque autonomías como Cantabria y Canarias, se alejaban de lograrlo en alrededor de 15 puntos.

Estudios

El análisis pone de relieve también que la elevada tasa de población que abandona los estudios a edades tempranas en España y un alto porcentaje de jóvenes que se gradúan en estudios universitarios provocan «un cuello de botella» para la implementación de innovaciones, ya que genera una «reducida proporción de personas con nivel formativo medio».

Castilla y León aparece en el documento como la quinta autonomía con menor porcentaje de personas de entre 18 y 24 años que no han compoletado la educación secundaria postobliogatoria y que ha dejado de estudiar, en torno al 15 por ciento, por detrás de País Vasco, Cantabria, Navarra y Asturias. Explica el texto que existe una gran disparidad de regional marcada por la demanda de trabajadores poco cualificados, ya que «en aquellas economías en las que el turismo y la construcción tiene un peso relativo más importante, las trasas de abandono escolar prematuro son mayores.

Rápida respuesta tecnológica

El documento que cada año elabora la Fundación Cotec defiende que la crisis sanitaria que atraviesa la sociedad española y que ha exigido «una rápida respuesta tecnológica y económica, ha hecho que seamos mucho más conscientes de la magnitud de esos retos y de la necesidad de fortalecer nuestras nuestras capacidades» para alcanzar un equilibrio entre el bienestar social, la prosperidad económica y la sostenibilidad ambiental.

Fundación COTEC sentencia que la ciencia y la investigación «son fundamental para enfrentarse a los grandes retos sociales y para encontrar soluciones a los problemas complejos que llevan asociados, yendo mucho más allá de los clásicos objetivos de avanzar en la frontera del conocimiento e impulsar la competitividad de las economías».

En este sentido, apela que las políticas para la ciencia y la innovación contribuyan a la transformación de los actuales sistema socioeconómicos, «algo necesario para afrontar los retos de una sociedad global e hiperconectada donde han dejado de ser válidas las soluciones del pasado».

INFORME COTEC 2020

Fuente de la Noticia: https://www.leonoticias.com/castillayleon/cotec-situa-castilla-20200524125449-nt.html